Sierra Andujar
logo2.gif (1657 bytes) Jaén Parque Natural
Parque Natural Sierras de Andujar

SIERRAS DE ANDUJAR

 

Localización Senderos
Flora y Fauna Lugares de Interes
Datos Físicos Municipios

 

Localización:

 

Declarado por Ley 2/1.989, de 18 de julio, por la que se aprueba el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía. Decreto 108/1994 de 10 de mayo aprueba Plan de Ordenación de los Recursos Naturales y Plan Rector de Uso y Gestión del Parque.

El Parque Natural Sierras de Andújar, situado al noroeste de la provincia de Jaén, se ubica en pleno corazón de Sierra Morena. Esta zona de media montaña constituye un magnifico ejemplo del ecosistema mediterráneo. Su límite oriental esta marcado por los embalses de Jándula y Encinarejo. Se encuentra entre los 38° 16' latitud Norte y los 4° 6' longitud Oeste. Su extensión territorial es de 60.800 hectáreas y su altitud varía entre los 500 y los 1.290 metros sobre el nivel del mar.

Son sierras de media altura que presentan las manchas de vegetación más extensas de Sierra Morena. La caza, ganadería, apicultura y la producción de corcho, son algunos de los usos tradicionales de estos territorios que han permitido la conservación de estos territorios en una situación privilegiada dentro del contexto andaluz.

Mapa del Parque Natural Sierras de Andujar

Comprende los municipios de:


Andújar.  
Baños de la Encina.
Villanueva de la Reina.
Marmolejo.

 

Flora y Fauna:


FLORA

Las principales mesas forestales están formadas por el quejigo (Q. faginea), la encina (Quercus rotundifolia) y el alcornoque (Q. suber). No dejan de ser importantes los bosques de pino piñonero Pinus pinea). Hay formaciones de robles en las zonas más altas y húmedas. También encontramos quejigos y cornicabras. Son de destacar las manchas de melojar existentes en Sierra de Quintana. Pino piñonero, jara, romero y labiérnago; lentisco y madroño. La originalidad botánica de estos territorios radica en la presencia de numerosos elementos atlántico-centroeuropeos escasos y raros en el Sur de la Península Ibérica. Destacamos el brezo de turberas (Erica tetralix), atrapamoscas (Pinguicola lusitanica) u otras de nombres vulgares menos conocidos como Cicendia filiformis o Solenopsis laurenti. El matorral mediterráneo esta constituido por el labiérnago, la jara, el romero, el madroño y el lentisco y por último destacar que en el parque está muy bien representada la dehesa (este conjunto agroforestal se ha regenerado y rehabilitado con las nuevas tendencias ecologistas).

 

La vegetación de ribera es rica tanto en los principales ríos que atraviesan el Parque: Jándula y Yeguas, como en los arroyos y barrancos, está compuesta por fresnos, alisos, sargas, adelfas que forman importantes bosques galería que sirven de refugio a multitud de especies de fauna.

 

ic_fauna.gif (714 bytes) FAUNA

También podemos encontrar algunas especies cinegéticas como el ciervo (Cervus elaphus), el gamo (Dama dama) y el jabalí (Sus scrofa). Estas sierras albergan una fauna protegida como el meloncillo (Herpetes ichneumon), el lince (Linx pardina),  y el águila imperial (Aquila adalberti). Además, aquí viven los tres principales necrófagos de la avifauna española: el buitre leonado (Aegypius monachus), el buitre negro y el alimoche. En ocasiones, se ha constatado la presencia esporádica del lobo (Canis lupus).


Entre los recursos forestales se encuentra la explotación del corcho de los alcornoques y el clareó de pinares de repoblación para la obtención de astillas para leña. Desde el punto de vista cinegético destacan los cotos de Contaderos y Selladores entre los principales.

 

Datos Físicos:

 

Suelos dominantes:

 

Xerochrept, Dystrochrept, Cryochrept  

 

Materiales originales:

 

Carbónico: Pizarras y areniscas
Ordovicico: Pizarras, areniscas y cuarcitas
Neógeno: Arenas graníticas, conglomerados, arcillas y limos, margas, areniscas y calizas arenosas
Cuaternario: Aluvial

 

Datos climatológicos:

 

Temperatura media anual, ºC: 12.5-20
Precipitación media anual, mm: 500-700
Meses con mayor precipitación: Ene-Dic
Meses de menor precipitación: Jul-Ago
Dias con temperaturas £ 0, ºC: 10-40

 

Datos fisiográficos / administrativos (Comarca de Sierra Morena)

 

Extensión (Km2): 2366
Altitud, m: (200-902) 525
Pendiente, %: (1-12) 5
Términos municipales: Aldeaquemada, Andujar, Baños de la Encina, Carboneros, Guarroman, La Carolina, Marmolejo, Santa Elena, Villanueva de la Reina.

 

Senderos:

 

El Encinarejo

San Ginés-Lugar Nuevo

El Jabalí-El Encinarejo

Santuario de Ntra. Sra. de la Cabeza-Lugar Nuevo

Santuario de Ntra. Sra. de la Cabeza

 

El Encinarejo (Circular, 5,5 km., 3 h.)

Se trata de un sendero diseñado en torno al Río Jándula. Por el y a través de un agradable paseo, se puede disfrutar del contraste existente entre los ecosistemas de ribera y los de una dehesa típica del Parque Natural Sierra de Andújar.

Se inicia en el "Puente de Hierro" que atraviesa el río Jándula y que además constituye la entrada principal al Parque Natural. Sigue por toda la derecha del río atravesando un área recreativa que dispone de barbacoas y mesas. En este tramo del sendero podemos observar la vegetación característica de los bosques de ribera del Parque: Fresnos, alisos, sargas, adelfas, tarayes, etc..., que sirven como refugio a la fauna representativa de esta zona húmeda: garzas reales, zampullin, pollas de agua y si tenemos suerte se podrá observar alguna nutria. Es interesante, también, la presencia de pequeños bandos de rabilargos o mohinos que suelen acercarse a los visitantes en espera de comida.

En este mismo tramo y a nuestra izquierda, en lo que constituye la Solana del Coscojar, podemos observar, sobre la ladera, que la vegetación cambia notablemente, apareciendo encinas, pinos piñoneros, lentiscos y agracejos.

Siguiendo la orilla del río llegamos al pié de la presa del pantano del Encinarejo. Se trata de pequeño pantano, más parecido a un lago, y cuyo fin es el aprovechamiento de energía eléctrica.

Por debajo de la presa y a través de un puente se cruza a la otra orilla, después de una pequeña subida se llega al poblado del Encinarejo, construido para albergar a los empleados que construyeron la presa.

Siguiendo el camino y dejando el río a nuestra derecha, encontramos un cambio en el tipo de vegetación, se entra en una dehesa de encinas sometida a aprovechamiento cinegético, tanto de caza mayor como menor. En esta dehesa se observan encinas, lentiscos, agracejos, cornicabras, romeros, etc..., y si nuestro andar es cauteloso podremos descubrir conejos en las proximidades de sus vivares o madrigueras.

El conejo tiene una gran importancia dentro del Parque ya que además de estar sometido a un aprovechamiento cinegético tradicional en la zona, sirve de sustento a especies de gran interés como el lince, el águila imperial o el meloncillo.

Si seguimos por el camino y atravesando la dehesa del Barranco de San Miguel, podremos observar manadas de venados pastando entre encinas y lentiscos. El venado es la especie de caza mayor por excelencia en el Parque Natural, la forma de caza tradicional es la montería, su tradición en esta parte de Sierra Morena, viene desde antiguo y constituye un gran aporte de ingresos a la economía local.

San Ginés-Lugar Nuevo (lineal, 5 km., 3 h.)

En este sendero es interesante comenzar la observación desde el propio traslado en autobús. Una vez pasado el Centro de visitantes de las "Viñas de Peñallana", el autobús toma un desvío a la izquierda de la carretera que nos lleva en dirección a la Alcaparrosa. Esta zona esta salpicada de "viñas" que reciben este nombre debido a que esta era una zona tradicional donde se sembraban viñedos, actualmente casi todo el conjunto se encuentra repoblado de pino piñonero.

El autobús realiza la parada en el alcornoque, lugar próximo a la Ermita de San Ginés, esta Ermita sirve como uno de los puntos de encuentro a los peregrinos que marchan hacia el Santuario de la Virgen de la Cabeza.

Desde este punto comenzamos el sendero a pie por un camino utilizado por las carretas de los romeros durante la Romería. El sendero va atravesando un jaral con un estrato arbóreo de encinas adehesadas, siguiendo el camino y dejando a la izquierda el Arroyo del Gallo, llegamos a las ruinas del antiguo cortijo de Ruidera, en ese punto el sendero deja el carril y toma un desvío a la derecha que nos conduce a la puerta de entrada del Coto Nacional de Lugar Nuevo. Una vez flanqueada la entrada, el camino se convierte en un senda estrecha que debemos pasar con cuidado, para ello es necesario llevar un calzado adecuado (botas).

A partir de ahí la vegetación comienza a cambiar y entre el jaral, que caracteriza todo el sendero, aparecen pinos piñoneros y negrales, pudiendo observarse salpicadas algunas manchas de encina y quejigo acompañados de retamas, cornicabras y plantas aromáticas (romero, mejorana, cantueso,...).

Siguiendo la estrecha senda llegamos a un puntal en el que hay erigido un monumento al peregrino, en el mismo monumento se encuentra el Mirador del Peregrino, desde él se divisa todo el Cerro del Cabezo y el Santuario de la Virgen de la Cabeza.

Este lugar constituye un punto adecuado donde efectuaremos una parada para observar las magnificas vistas e intentar descubrir algún buitre o águila real sobrevolando el cielo.

A partir de ahí seguimos descendiendo por la ladera del valle del río Jándula. Este es el no mas caudaloso del Parque, y le sirve de limite oriental desde la parte norte, en Ciudad Real, hasta el puente de Hierro, en la carretera que conduce a Puertollano.

Este descenso, que atraviesa la Cuesta del Madroño, sigue siendo algo dificultoso, se observan bosques de repoblación de pino piñonero y pino negral, pudiendo descubrir en algunos puntos como el terreno se encuentra removido por los jabalíes.

Siguiendo la ruta, ésta desemboca en una pista forestal que nos hará más fácil y cómodo el camino, al tomar la pista giramos a la derecha y bajamos zigzagueando hasta la Fuente del Madroño, que nos conduce a una zona de encinar adehesado que se encuentra en las proximidades del río. En este descenso podemos observar algunos venados pastando entre las manchas de monte.

Así y atravesando un antiguo viaducto del ferrocarril que pretendía unir Córdoba con Puerto Llano (Ciudad Real), llegamos al puente romano, lugar que sirve de encuentro a los peregrinos durante la romería de la Virgen, en esa zona efectúan un alto en el camino, descansan y reponen fuerzas y se realiza la junta con las Hermandades de otros pueblos y ciudades.

El Jabalí-El Encinarejo (lineal, 6 km. 3,5 h.)

El sendero se inicia en las proximidades del Área Recreativa "El Jabalí". El autobús nos dejará en una explanada próxima a la carretera. Para tomar el inicio del sendero debemos seguir carretera abajo por un área cortafuegos situada paralela a la carretera, una vez cruzada ésta se comienza el descenso hasta el Embalse del Encinarejo.

La vegetación comienza siendo una repoblación de pino piñonero que paulatinamente se va aclarando hasta llegar a la puerta de entrada al Coto Nacional de Lugar Nuevo. En todo este tramo es fácil observar el terreno removido por algún jabalí en busca de comida.

Desde ahí y tomando por un pequeño barranco donde comienzan a aparecer jaras, lentiscos y olivillas, salpicadas por algún acebuche se comienza a divisar el valle del río Jándula con el Barranco de San Miguel y Cerrajeros, al frente.

Toda esta zona con rocas graníticas y vegetación diseminada constituye un lugar muy favorable para el lince. Al abrigo de estas rocas encuentra refugio y alimento por la abundancia de perdiz y conejo.

Si nuestra marcha es silenciosa podremos escuchar el canto de la perdiz roja, en esta época en celo, y disfrutar con la presencia de algún petirrojo, de pequeñas bandas de pinzones o de algún párido.

En este punto el camino se hace más dificultoso y debemos extremar nuestra precaución siguiendo en todo momento las instrucciones de nuestros guías.

Este es un punto magnífico desde donde podemos observar las siluetas del buitre negro o del leonado, ascendiendo en el cielo aprovechando las corrientes de aire caliente que se forman a media mañana.

Conforme nos acercamos al río va apareciendo un estrato arbóreo formado por encinas y pinos piñoneros.

De esta forma llegamos a las orillas del río Jándula. Lo primero que nos llama la atención es el cambio drástico de tipo de vegetación. En estas orillas nos encontramos un bosque galería formado por fresnos, alisos, sargas y adelfas que sirven de refugio a una rica fauna de aves acuáticas entre las que destaca la imagen majestuosa de la garza real, fácil de ver posada sobre alguna piedra entre la corriente del río, zampullines o pollas de agua.

Siguiendo por el camino que discurre paralelo al río atravesamos el área recreativa del Encinarejo, en este lugar podremos descansar y refrescarnos si el día es caluroso.

Siguiendo la margen derecha del río llegamos al puente de Hierro que atraviesa el río Jándula y sirve de entrada al Parque Natural.

Santuario de Ntra. Sra. de la Cabeza-Lugar Nuevo (circular, 5,5 km., 3 h.)

Este sendero comienza en el Cerro del Cabezo iniciándose un pequeño descenso en dirección sur a través de una pista forestal, en seguida tomamos un desvío a la izquierda para iniciar un estrecho sendero que discurre entre jaras, acebuches y algunas plantas aromáticas como cantueso y romero. Enseguida, la senda, toma la margen del Arroyo de la Virgen discurriendo entre acebuches y arrayanes. Los acebuches tienen una gran importancia ya que sus frutos sirven de alimento a gran cantidad de aves, sobre todo zorzales, petirrojos, currucas, etc.

A la izquierda de esta bajada o Cuesta de los Caracolillos, se puede ver una magnifica vista del Cerro del Cabezo, sobre el que destaca el Santuario de la Virgen de la Cabeza y de toda la ladera sur de éste, las Solanas de la Virgen.

Toda la solana esta formada por rocas graníticas entre las que crecen encinas, pinos piñoneros y acebuches, constituyendo un refugio ideal para el lince, así mismo constituyen un eco sistema idóneo para la perdiz roja, que seguramente podremos ver al levantar su vuelo a nuestro paso.

El sendero toma una pequeña curva a la derecha que constituye un excelente mirador desde donde se puede divisar el valle del río Jandula a su paso por Lugar Nuevo y las instalaciones del vivero y granja de perdices. Este es también un punto interesante desde donde puede observarse el águila imperial, el buitre negro o el águila real que vuelan esta zona con frecuencia.

Desde ahí se inicia una bajada con pendiente más pronunciada por lo que debemos tener cuidado en nuestro descenso y seguir en todo momento las balizas de señalización y las indicaciones de nuestros guías.

En este descenso podremos escuchar el canto de alguna perdiz entre una vegetación de encinas, acebuches y enebros.

Esta senda es utilizada por los peregrinos que suben, a pie o a caballo, al Santuario el día de la romería de la Virgen de la Cabeza. Desde este punto y al frente se divisa la Umbría de la Pedriza y la Cuesta del Madroño.

Una vez que terminamos el descenso la vegetación cambia y aparece a la izquierda una repoblación de pino piñonero y a la derecha y al frente una dehesa de encinar en la que podremos observar algún venado. Atravesamos esta dehesa llegamos al puente romano que atraviesa el río Jándula, en sus riveras hay una rica vegetación de fresnos, alisos y adelfas.

En estos lugares efectúan una parada la Hermandad de Andújar para descansar y juntarse con otros romeros en su peregrinar hacia el Santuario.

Santuario de Ntra. Sra. de la Cabeza (circular, 2 km. 4 h.)

Este sendero consta de un pequeño paseo entorno al Cerro del Cabezo y de la posibilidad de visitar el propio Santuario de la Virgen de la Cabeza. Por tanto puede ser ideal para aquellas personas que no conozcan este conjunto.

Se inicia un kilómetro antes de llegar al cruce que conduce al Santuario. Comenzamos atravesando un bosquete de pino piñonero en el que podremos observar algún ave típica de espacios forestales como pinzones, herrerillos o zorzales. Siguiendo el camino se llega a la Huerta de los Frailes, en sus proximidades se está construyendo una depuradora de aguas residuales que cubra las necesidades de todo el conjunto del Cerro del Cabezo.

Siguiendo el carril llegamos a un punto desde donde se divisa toda la depresión del río Jándula a su paso por Lugar Nuevo, de esta forma llegamos a la calzada que conduce al Santuario.

Cuenta la tradición que un pastor de Colomera (Granada) fue quien encontró la imagen de la Virgen allá por el año 1227. La imagen hallada por el pastor fue llevada a Andújar en procesión y depositada en la Iglesia de Santa María, la misma tradición narra que la Virgen desapareció en varias ocasiones de la Iglesia y fue nuevamente encontrada en el Cerro del Cabezo.

Según todos los indicios, las obras del primitivo Santuario comenzaron en el año 1287 y terminaron en 1304, a partir de ahí sufrió una serie de transformaciones hasta el ano 1936.En este momento el Santuario consistía en una gran nave de traza románica, con bóveda de cañón, separada del presbiterio por una artística reja, todo el conjunto estaba completado de dependencias para el Rector, sacerdotes y, a partir de 1930, religiosos de la Orden Trinitaria y una incipiente hospedería para peregrinos.

En la Guerra Civil de 1936 fue destruida merced al asedio que sufrió el Santuario y nuevamente reconstruida al finalizar la guerra.

La romería se celebra el último domingo de abril. Así la describe Francisco Calzado Gómez en su libro La Virgen de la Cabeza y Sierra Morena: "La eclosión floral de la primavera, la exquisita variedad de la flora y de la fauna, los aromas del monte y de las praderas y esa alígera que nunca falta y que hace que las banderas y estandartes de las cofradías borden arabescos variopintos sobre el paisaje agreste, el ir y venir, por los vericuetos de la sierra, de los romeros a caballo, en mulos, en borricos, y en carretas que no desdice nunca de la hondura y sinceridad de la devoción...

El domingo, concluida la misa, se procesiona a la Virgen de la Cabeza, el traslado de la imagen, desde su camarín a las andas, es uno de los momentos m s intensos, más de cien personas llevarán a la Virgen sobre sus hombros y más de 500.000 personas se concentran en el Cerro del Cabezo esos días.

Lugares de interes:

Sierra Quintana.

Cotos de Contaderos y Selladores.

Santuario de la Virgen de la Cabeza.

Ríos Yeguas y el Jándula.

Barranco de Valmayor, Monte Rosalejo, Garganta de Valquemado.

Castellones de Suelos Viejos.

 

Municipios:

 

El municipio de Andújar es el más grande del área, tomando el nombre de su sierra el Parque Natural. Su localización, a orillas del Guadalquivir, hace de puerta hacia el Valle, habiendo sido el paso natural desde Castilla. Este motivo ha dado lugar a que la ciudad tenga un rico pasado histórico y artístico, plasmado en los monumentos que aún conserva, entre los que destacan la Iglesia de Santa María, en cuyo interior podemos encontrar pinturas del Greco y del pintor italiano Caballero D´Arpino, además de un manuscrito de San Juan de la Cruz. Las iglesias de San Miguel, con un magnífico artesonado, y la de San Bartolomé, del gótico, componen otros ejemplos de su valioso patrimonio arquitectónico.

 

Dentro de los edificios civiles destacan el actual Ayuntamiento, antes Casa de Comedias, se nos muestra como un interesante palacio neoclásico;  la popularmente conocida como Casa de los Niños de Don Gome, gran palacio renacentista, o el actual Palacio de Justicia.

 

Sus orígenes se datan a través de los numerosos restos arqueológicos existentes: yacimientos de la Edad de Bronce, como la necrópolis de Peñalosa (Baños de la Encina), así como ibéricos, romanos (la antigua Isturgi) y árabes.

La cerámica, el trabajo del mimbre y la albardonería son actividades de su rica tradición artesana, siendo especial y ampliamente conocida la fabricación de la cerámica con igual decoración en blanco y azul de las típicas Jarras Grutescas y los populares Silbatos de Caballito.

 

Para conocer mejor toda la zona le proponemos dos itinerarios si opta por el automóvil, podremos tomar la carretera de Andújar a Puertollano y pasaremos por Las Viñas de Peñallana, en donde vamos a encontrar servicios que nos permitan descansar. Siguiendo por esta vía, en el kilómetro 15,200 se nos presenta un mirador, en el cual se sitúa el Monumento al Peregrino, desde éste se divisa el Santuario, así como un maravilloso paisaje correspondiente al Barranco de Valdeinferno; si continuamos la carretera en dirección a Puertollano, descenderemos hasta el valle del Jándula, en donde, antes de cruzar el puente, un área recreativa nos ofrece la posibilidad de acampar y pescar.

 

Atravesando el puente encontramos en terrenos del Parque Natural, localizándose a la derecha de la carretera una zona de acampada que llega hasta el pantano del Encinarejo. Si seguimos por la carretera, a nuestra izquierda encontramos la finca Lugar Nuevo, espacio de gran belleza y fragilidad al que se puede tener acceso los sábados, domingos y festivos. Continuando nuestro recorrido, y pasando el kilómetro 30, nos encontramos la desviación que  nos lleva al Santuario: si por el contrario decidimos continuar la carretera, nos acercaremos hasta el límite con la provincia de Ciudad Real, siendo en este tramo en donde se aprecian los paisajes de mayor vigor de la sierra; éstos, de gran exuberancia, producen islas de vegetación atlántica en una zona mediterránea, estando originadas por la alta pluviosidad de la zona.

 

Otro itinerario asequible para el visitante en automóvil lo forma el recorrido por Sierra Morena oriental, para lo cual atravesaremos en primer lugar las viñas de Peñallana, para seguir posteriormente por el camino del pantano de La Lancha hacia El Centenillo. Desde esta carretera se divisan el barranco del río Jándula, el Santuario de la Virgen de la Cabeza, así como el barranco del río Rumblar, todos ellos parajes de gran encanto.

 

Siguiendo la carretera y pasando la Dehesa de los Alarcones nos encontramos con el cerro de Selladores, que es utilizado para la explotación maderera.

 

Tras su paso se llega a El Centenillo, en donde apaciblemente se puede descansar o comer. Para la tarde quedaría el tramo Centenillo - La Carolina, volviendo posteriormente a Andújar por la Autovía.

 

En este camino, desviándonos escasos kilómetros de la Autovía, nos encontramos con otro de los municipios del Parque: Baños de la Encina, declarado Conjunto Histórico-Artístico, refleja en su fisonomía el silencio de siglos, calles empedradas y bien conservadas encierran un pasado que queda plasmado en la noble presencia de su Castillo, así como en las numerosas viviendas nobiliarias y en su bella iglesia renacentista de San Mateo.

 

Desde Baños, al igual que desde Andújar, es posible adentrarnos en el parque a través de numerosos recorridos y en especial el que va hasta el Pantano de Rumblar, en donde, al tiempo que se puede disfrutar de hermosas vistas, podremos practicar la pesca. A cuatro kilómetros de la localidad se encuentra el Santuario de Ntra. Sra. de la Encina, al cual se dirigen los lugareños en su romería.

 

De regreso hacia Andújar y en pleno valle del Guadalquivir, desviados unos kilómetros de la Autovía, nos encontramos Villanueva de la Reina. Emplazado a orillas del río Guadalquivir, este pueblo permite apreciar los potentes contrastes existentes entre los espacios serranos del horizonte y los cercanos de la campiña.

 

La portada de San Nicolás y la Iglesia de Ntra. Sra. de la Natividad, de comienzos del siglo XVIII, son ejemplos de su arquitectura.

 

Con un particular interés y localizado también en la cuna del Guadalquivir, la localidad de Marmolejo, con sus apreciadas aguas medicinales, constituye otro atractivo del Parque. El Balneario de Aguas de Marmolejo es uno de los más importantes de Andalucía, atrayendo a gran número de visitantes. Junto a esto su Iglesia de Ntra. Sra. de la Paz, su Puente romano sobre el Guadalquivir y el Castillo de a la Aragonesa forman elementos suficientes como para que el visitante pueda completar su estancia en estas tierras, todo eso sin olvidar lo apetitoso de sus comidas o la afabilidad de sus gentes.


De gran interés cultural  puede calificarse :


  La localidad de Baños de la Encina, declarada conjunto histórico - artístico.
  El Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza de Andújar, patrona de monteros y cazadores, y donde en abril se celebra la tradicional romería del Cabezo.