Torredonjimeno
logo2.gif (1657 bytes) Jaén Municipios
Torredonjimeno

Torredonjimeno

Gentilicio

TOSIRIANO, TORREJIMENEÑO, TORREJIMENUDO

Población

13.938

Km a la capital

17

Altitud (m)

589

Extensión (Km)

156,38

 

Municipio

 

Municipio situado en la parte occidental de la provincia y ubicado en la comarca de La Campiña. Se encuentra bastante vinculado a la capital por su cercanía y buena comunicación viaria, siendo cruce de carreteras nacionales hacia las provincias limítrofes. Destaca, por supuesto, el cultivo del olivar, situado en terreno llano, de campiña y principalmente de secano, que ocupa la mayor parte de la superficie total del término municipal. La actividad industrial se está potenciando en los últimos años, diversificando los tradicionales sectores de producción. De este modo nos encontramos con industria derivada del aceite, industria de la madera y fabricación de maquinaria agrícola. También se potencia la actividad comercial, puesto que se trata de núcleo de influencia de municipios más pequeños situados en el entorno.

 

Historia

 

En los parajes del arroyo del Abandonado y El Barranquillo se han encontrado los primeros materiales líticos indicadores de ocupación humana que corresponden al Paleolítico. Durante la Edad del Cobre (III milenio a.C.) se produce un proceso de colonización de las tierras que hoy comprende el término municipal. Fue un poblamiento basado en pequeños núcleos establecidos en lugares de fácil defensa como los asentamientos de Piedras de Cuca, Cerro Buitreras o Cerro Portichuelos. También corresponde a esta etapa la primera ocupación de su actual emplazamiento urbano. Hacia finales del II milenio a.C. (Edad del Bronce) una época de crisis significó el abandono de estos asentamientos. Superada esta situación (siglo IX a.C.) la población vuelve a concentrarse en torno a las Atalayuelas en donde habitan en cabañas circulares. Ya en época ibérica (siglo VII a.C.) se hacen más numerosos los asentamientos fortificados como los de Fuencubierta, Cerro de la Covatilla, Cerro Carnicero o la Cortijada de Arcos. Dependían de la gran ciudad ibérica de Tucci (Martos) que en época romana fue la Colonia Augusta Gemella.

Durante la ocupación romana se detecta una proliferación en su territorio de casas pertenecientes al campesinado, algunas de ellas villas, como la del Molino del Cubo, Casería de don Juan Vicente o el Cortijo de los Heredados.

 

A su pasado visigodo corresponden las piezas arqueológicas más importantes aparecidas en la localidad, el famoso tesoro aparecido en los "majanos de Garañón", que constituye uno de los mayores conjuntos de orfebrería de este periodo en España. Entre las piezas de este conjunto hay cruces de oro con inscripciones de los oferentes y de diversos santos o una gran corona de oro dedicada a las santas Justa y Rufina.

 

Durante la dominación islámica debió ser una pequeña población, pues no se la menciona en las crónicas. En torno a los siglos XII y XIII levantaron una fortificación, de medianas dimensiones, que contaba con tres torreones de planta circular situados en los ángulos.

 

Tras la conquista castellana de esta comarca por Fernando III el Santo, el mismo rey la entregó en 1228 al Señorío de la Orden de Calatrava y pasó a formar parte de la Encomienda de la Peña de Martos y de Víboras.

 

La Orden de Calatrava reestructuró el castillo y a su alrededor inició un proceso de repoblamiento. A partir de este momento se configuró un pequeño núcleo urbano, que sobre el siglo XIV aún era calificado de "logar". Durante este siglo y el siguiente el crecimiento de este incipiente núcleo se vio dificultado por su situación fronteriza con el reino de Granada, que animó a la construcción de atalayas para un control efectivo del territorio, se trata de la Torre de Fuencubierta, la Torre de Benzalá o la Torre Alcázar.

 

A poco más de 1 km. de núcleo urbano todavía se conserva el Molino del Cubo, construido por la Orden de Calatrava en el siglo XV.

 

En 1558 la reina Doña Juana eximió a la localidad de la jurisdicción civil y criminal de Martos, comenzaba así su andadura como villa. Este fue un siglo de prosperidad que se vio truncada por la crisis que afectó al país en el siglo XVII.. En el siglo XVIII Torredonjimeno inició una etapa de recuperación.

 

Por Madoz conocemos que a mediados del siglo XIX tenía una población de 5,787 almas. Los principales cultivos eran los de cereal y el olivar y contaba hasta con siete molinos harineros y veinte de aceite. Había también una fábrica de sal y quinientos telares de lienzo de lino.

 

Alfonso XIII le concedió el título de ciudad en 1911

 

Fiestas

 

Ferias y fiestas de San Pedro apóstol  (25/6 al 25/6)

 

Esta localidad, separada de Jaén capital por diecisiete kilómetros, celebra su feria durante la última semana del mes de junio para la que el Ayuntamiento organiza competiciones deportivas, actividades culturales y lúdicas entre las que destacan los espectáculos taurinos y las actuaciones musicales con figuras de renombre nacional.

 

Romería en honor de Nuestra Señora de la Consolación (8/9 al 8/9)

 

La Virgen de la Consolación apareció en 1458 en la que, desde entonces, se conoce por el nombre de Cueva de la Virgen. Cuentan que las huestes cristianas se encomendaron a ella en su lucha contra los moros y por su victoria la nombraron patrona de la villa. En su honor, se celebra esta romería cuyo preludio está en el último fin de semana de agosto; fecha en la que se traslada la talla mariana desde su santuario, a tres kilómetros de Torredonjimeno, hasta la iglesia de Santa María para rezarle una novena. El día 8 de septiembre, se desarrolla la romería que, acompañada por numerosos peregrinos ataviados de flamencos, jinetes y carrozas decoradas, la devuelve a su templo.Tras celebrar actos religiosos en su honor, se pasa una jornada festiva en la que destaca el ambiente de la verbena que se organiza en el entorno de la ermita.

 

Fiestas de San Cosme y San Damián  (23/9 al 23/9)

 

Cuenta la leyenda que los tosirianos se encomendaron a los santos y médicos Cosme y Damián para que los librasen de una epidemia de peste; concedido el favor, los nombraron patronos de la ciudad en 1580. En su honor, se celebran fiestas patronales durante la última semana del mes de septiembre que destacan por las verbenas nocturnas a las que asiste gente de toda la provincia de Jaén.

 

Link