Bailén

 

Municipio

Municipio de la comarca Norte, situado en un cruce natural de caminos, desde el centro y norte de España hacia el occidente y oriente de Andalucía. Su término municipal es eminentemente agrícola y ligado al cultivo del olivar, aunque tienen también cierta importancia los cultivos herbáceos, que junto con el desarrollo de la industria oleícola, se convierten en las dos actividades de mayor importancia económica, a las que complementan la industria de la cerámica, la hostelería y el vino de Bailén.

Historia

La primera noticia escrita relacionada con esta localidad es de tiempos de los Iberos y la escribió Tito Livio. Se trata del relato de la batalla entre romanos y cartagineses en el año 208 a C., en un lugar que denomina Baecula, también citada por Polibio, y que algunos investigadores identifican con Bailen.

De su pasado romano se han localizado varias villas y un poblado en la Toscana, de nombre desconocido, donde aparecieron numerosas inscripciones.

Otro de los hallazgos más interesantes es una inscripción de época visigoda, localizada en los muros de la antigua fortaleza de Bailén. Se trata de una lápida fundacional en la que según reza el Abad Locuber construyó dos coros en la que debía ser la iglesia de una fundación monástica fechada en el año 691 después de Cristo, durante el reinado del rey visigodo Egica.

Durante la época árabe Bailén debió ser una aldea, pues no es mencionada en las fuentes salvo en una ocasión, en 1155 cuando Alfonso VII dio los castillos de Baños, Segral y Bailén a su vasallo Abdelaziz en Baeza.

Poco después de la conquista castellana, en 1311, aparece relacionada entre las parroquias pertenecientes a Baeza. En 1360 Alfonso XI la vendió a Pedro Ponce de León, señor de Marchena. Bailén pasaba a ser una más de las posesiones que acumularon estos señores y que llegaría a su apogeo en 1440 cuando Juan II otorgue a uno de sus descendientes el título de Conde de Arcos.

A lo largo del siglo XV tenemos varias noticias del Castillo de Bailén, hoy desaparecido, que aparecen relacionadas con el condestable Lucas de Iranzo. Éste lo utilizó ocasionalmente como residencia, tanto para agasajar visitantes, para organizar cacerías y corridas de toros, e incluso lo atacó en 1470, para castigar al señor de la villa que defendía la causa de Isabel frente a Enrique IV.

En 1481 la localidad pasó a la familia de los Montemayor, al enlazar por matrimonio ambas familias. En el siglo XVI lo heredó doña María Josefa Alfonso de Pimentel Téllez de Girón, duquesa de Benavente y de Osuna, familia a la que perteneció hasta el siglo XIX. Entre los siglos XVI y XVIII, los duques de Osuna transformaron la fortaleza en palacio, con la construcción de nuevos edificios (el castillo fue declarado en ruinas 1969 y demolido).

La fama universal de Bailén se debe a la batalla del 19 de Julio de 1808 en las que fueron vencidas las tropas de Napoleón, capitaneadas por Dupont, por el general Castaños, y con la que comenzó el ocaso del Emperador.

A lo largo del siglo XIX se produjo un progresivo aumento de su población, de unos 3.000 habitantes con los que comenzaba la centuria, a principios del XX ya alcanzaba los 7.375. Tras la guerra civil Bailén se consolidó como uno de los principales núcleos de la provincia, una población emprendedora que centra su actividad en el sector industrial y servicios, y que en el último censo alcanza los 16.681 habitantes.

Fiestas

 

Fiestas Conmemorativas de la Batalla de Bailén (17/07)

En 1808, Bailén fue el escenario de la primera derrota del ejército napoleónico; hecho que, además de darle universalidad a la ciudad, supuso el inicio del fin de la guerra de la Independencia. Las Fiestas Conmemorativas de la Batalla de Bailén, declaradas de interés turístico andaluz en 1999, rememoran estos acontecimientos.

Romería a Zocueca  (25/09)

La Virgen de Zocueca recibe culto en el santuario que lleva su nombre y que dista de la localidad seis kilómetros. Cada 5 de agosto, la imagen de la patrona de Bailén se traslada de su ermita a la parroquia de la Encarnación, bella iglesia de estilo gótico-mudéjar declarada monumento nacional en 1985, donde permanece hasta el último domingo de septiembre que, en romería, es llevada en hombros a su santuario. Tras los actos religiosos, los romeros pasan una jornada campera que, pese a su nombre (Zocueca significa desolación y de la ruina), se caracteriza por el ambiente festivo y la alegría que contagian los asistentes.

Link

http://www.iea.junta-andalucia.es/sima/htm/sm23010.htm

http://www.sevilla-es.com/nuevo/provincia/pueblos/portada_pueblos.asp?prov=Ja%E9n&pob=Bail%E9n