San Juan
logo2.gif (1657 bytes) Jaén Monumentos
San Juan

 

sjuan.gif (5116 bytes)

Iglesia de San Juan

Tras la reconquista de la ciudad en 1246 por Femando III "el Santo", surge en la misma un gran fervor religioso, propio de la época, que trae  la construcción de numerosos edificios religiosos dedicados tanto al culto como a la vida contemplativa. De aquel momento de afán inusitado por mostrar la verdadera Fe, tenemos un claro reflejo en edificaciones tales como la Iglesia de San Juan.

 

Hoy podemos afirmar que la construcción edifica más antigua de la ciudad de Jaén dedicada al culto, es la Iglesia de San Juan. Su aparición en los documentos escritos revelan que de las que fueron parroquias ocupaba el cuarto lugar en las disposiciones sinodiales de este obispado.

 

Aunque la fecha exacta de su construcción no se conoce con exactitud, se creo que pudo ser realizada en el último tercio del siglo XIII.

 

En aquella época resultaba común utilizar los antiguos solares de las mezquitas musulmanas para, sobre ellas, edificar los templos cristianos. Esto es fácilmente constatable en dos iglesias de nuestra a ciudad: La S.I. Catedral y la iglesia de la Magdalena, ambas enclavadas sobre antiguas mezquitas la primera sobre la mezquita Al-hama de la ciudad. La intención de esta práctica no es otra que la de mostrar el triunfó de la cristiandad sobre la religión islámica; por ello también se cree que la iglesia de San Juan también se ubica sobre las ruinas de una mezquita islámica.

 

La iglesia de San Juan, de estilo y traza gótica ha sufrido numerosas, e importantes restauraciones que han cambiado de forma considerable no sólo su aspecto externo sino también el interior Sobre su estado a mediados del siglo XIX tenemos noticias gracias a la descripción que que por aquella época realizó Pi y Margall: "San Juan no conserva de lo antiguo en su fachada sino un simple ojiva que cobija una puerta moderna tiene en el interior cuatro pilares cuadrados, sin base ni capitel que la dividen en tres naves y sostienen los arcos apuntados en que descansan las bóveda y en el presbiterio, separado del cuerpo del templo por seis gradas, apenas presenta nada notable, sino la forma octogonal de la bóveda y la belleza que ésta ofrece en medio de la misma complicación de sus claves y de que aristas con la que conformó el autor estrellas quizás con objeto de imitar en la construcción de su obra la bella techumbre de los cielos ".

 

El derrumbe de la fachada. que comenta Pi y Margall parece que a fines del siglo XVIll perdiendo en tan desgraciado accidente su decoración líricamente gótica: de ella sólo conserva un gran arco apuntado que da acceso a través de una puerta, al interior de¡ templo.

 

A lo largo del siglo XIX. gracias a la documentación de archivo, podernos conocer la realización de varias reformas en el edificio un ejemplo de las mismas seria: "Se vio un oficio del señor prior do ¡ir parroquia de San Juan en que se manifiesta ser necesario reparar los tejados (le dicha iglesia por si mal estado, y el ayuntamiento acordó que el propio párroco le disponga la tasación de los reparos que necesita y lo remita a la corporación par para disponer lo contenido. Jaén 7 de febrero de 1845".

 

A lo largo del siglo XX la iglesia sufre tres grandes modificaciones que lo hacen variar tanto su configuración externa como interna.

 

La primera gran intervención unción corre a cargo del arquitecto López Rivera en el año 1956, que ti transforma los pilares, las bóvedas y las solearías. En esta intervención se perdería toda la estructura gótico interior de arcos apuntados que comentó Pí y Margall.

 

En 1965 se transforma totalmente el altar mayor y se abren dependencias anejas a la iglesia. Desgraciadamente tras esta obra se perdería la maravillosa obra do[ presbiterio. última seña del estilo gótico en el interior del templo. Estas dos intervenciones han sido muy criticadas a posteriori, puesto que borraron el propio de la iglesia convirtiendo su interior en un espacio religioso más propio de una construcción de nuestro siglo

 

La 1º gran intervención, fue dirigida por D. Luis Berges en el año 1979, a diferencia de las anteriores ésta se centra un el exterior del templo. De gran importancia para el estudio de la primitiva iglesia resultó esta actuación ya que dejó exenta la iglesia al derribar una serie de casas adosadas que tapaban parte del ábside que hoy bu puede apreciar. Igualmente se descubrieron varios ventanales de ladrillo visto y se abrió una de las antiguas puertas góticas cegándose otras.

 

En el año 1989 se realizaron una serie de trabajos arqueológicos de urgencia como paso previo a un proyecto de integración y restauración del edificio dentro del programa Andalucía-92, Dicha restauración dirigida por los arquitectos D.Javier Milla y Don Antonio Salmerón junto con técnicos en Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

 

Aunque los trabajos de restauración nunca llegaron a realizarse los trabajos arqueológicos si se llevaron a cabo. Estos trabajos, que fueron realizados por los D. Juan Carlos Castillo Armenteros y D. José Luis Castillo Armanteros entro el 7 do agosto y el 7 de septiembre de 1989, dieron lugar a la formulación de una serio de hipótesis que tirarían por tierra muchas teorías sobre el urbanismo medieval en Jaén.

 

Sus hipótesis finales se basan en los resultados obtenidos un los sondeos estratigráficos (le cinco cortes repartidos por el interior del templo tanto en las zonas de culto corno en las criptas y los sótanos. En una primera fase se efectuó el estudio de la  cripta interna, cripta externa y del pasillo entre el muro norte de la iglesia y el ábside, cada zona correspondía con un corte estratigráfico

 

En una segunda fase se estudio el interior del templo por medio de dos cortes, uno en la nave lateral derecha, junto a la puerta de entrada por la c/ San Juan, y el otro en el lado opuesto del templo, un la nave lateral izquierda, cerca de la entrada a la sacristía.

 

Los resultados obtenidos del estudio de estos cortes, en el interior del templo. no dan indicios de ocupación musulmana. Por tanto, basándose en estos estudios arqueológicos, se desmonta la tradicional leería que afirmaba que la iglesia de San Juan se habla construido sobre una antigua mezquita islámica.

 

Los resultados de los cortes estratigráficos en las criptas y del pasillo que va del muro al ábside han sido dispares arrojando información de diversas fases de ocupación.

 

El corte realizado en la cripta externa es el que mayor información ofrece mostrando varias fases de ocupación: Se cree que el nivel más antiguo correspondería a una necrópolis ibero romana para ello se basan en el descubrimiento de varios fragmentos de huesos humanos y un cráneo entero, junto con restos cerámicos ibéricos; tras este hallazgo se me que cerca de, la actual c/ Martínez Molina se encontraría el límite de la ciudad iberoromana, ya que la costumbre de aquella civilización era la de crear necrópolis fuera de la zona humana debido al simbolismo de la muerte.

 

Un segundo momento de ocupación vendría definido por la aparición de tina casa musulmana cuya cronología abarca desde finales del siglo XI hasta inicios del siglo XIII La vivienda musulmana presenta dos fases, en la segunda se amplia hacia la zona del ábside aunque sus dimensiones no se pueden establecer con precisión puesto que aparecen las cementaciones del edificio religioso. Hacia principios del siglo XII la abandonada sirviendo de escombrera para más tarde. volver a ser ocupada a mediados o finales del mismo siglo.

 

Finalmente en un tercer momento se puede documentar una fusa común, también documentada en el corte realizado en la cripta interna, perteneciente a la Guerra Civil.

 

En el corte efectuado en el pasillo entre el muro norte de la¡ iglesia y el ábside se documentó un gran relleno moderno de igual modo también pudo comprobarse que el ábside baja hasta el nivel de la calle, incluso pudiendo bajar más.

 

Todos estos resultados llevan a los arqueólogos a creer que la orientación actual de la iglesia de San Juan no es la que tenia en el momento de su realización. La hipótesis afirma que hubo un cambio en la orientación entre los siglos XV y XVI, pasando de su orientación SE-NW a a SW-NE. Las ventanas de ladrillo y el ábside que aparecieron en las reformas de 1979, pertenecían a este momento Es decir, la puerta principal estaría situado de la c/ San Juan, el gran espacio del altar mayor y la zona de la puerta de [os novios serían dos capillas laterales mientras que ti¡ presbiterio quedaría situado en las dependencias de la sacristía.

 

No es muy descabellado pensar ello, puesto que la bóveda que comenta Pí y Margall transformada en 1965, parece tener los rasgos típicos del gótico flamigero o isabelino. Es posible que la reorientación se llevara a cabo en ese momento que por el estilo de la bóveda se podría fechar a finales del siglo XV o principios del siglo XVI.

 

De este mismo momento seria la actual torre adosada a la iglesia denominada Torre del Concejo, puesto que según Deam Martinez de Mazas a finales del siglo XV y comienzo del XVI se reunían los cabildos municipal y eclesiásticos en la plaza de San Juan para tornar sus acuerdos.

 

Todas estas exégesis se fundamentan en ley estudios arqueológicos que durante la década tic ¡os noventa se están llevando a cabo en la lona como intervenciones por vía de urgencia. El el número 3 de la c/ San Juan se efectuó una intervención di: urgencia por Esteban Marfil documentándose que su ocupación más antigua dataría de los siglos XIV - XV. Por ello es lógico pensar que en u¡ momento de la realización de la iglesia no existiría la trama urbana que rodea a la iglesia, por lo que tampoco existiría la plaza de San Juan. De todo ello su desprende que, la posibilidad que la iglesia tuviera otra orientación y que su fachada principal diera a la actual calle San Juan, es factible.

 

Otras intervenciones se llevaron a cabo en el solar del actual edificio que hace esquina entre la c/ Martinez Molina y la c/ de los Caños. Los resultados que se desprenden de su estudio parecen afirmar la presencia de una mezquita a finales del siglo XI en dicho solar, puesto que está perfectamente documentada la existencia de un alminar. Este posible edificio tendría relación directa con el Baño del Naranjo. en la plaza de los Caños, cuya cronología seria igualmente finales del siglo XI.

 

Tanto la casa, encontrada en la cripta de la iglesia de San Juan, como el muro de cierre de la posible mezquita del solar Martinez Molina - Los Caños dirigirían sus muros hacia la actual c/  Martinez Molina.

 

Además el nivel de la calle actual está tres metros por encima de la base geológica, y sobre todos los restos de, época islámica constatados en la zona.

 

De. lodo ello se deduce que la c/ Martinez Molina no era de las vías maestras as que articulaba la ciudad tanto en época romana como islámica uniendo los extremos de la ciudad, como afirmaban estudios anteriores como los de De Uliarte y, Lázaro Damas. Esta zona del barrio de San Juan, tanto la plaza, como la iglesia y las calles adyacentes se cree que eran de descampados de gran pendiente y de huertos que estarían fuera de los límites de la vieja ciudad iberorromana donde se concentró la ciudad emiral y, califal y que los edificios que aparecen a finales del siglo XI no son sino la expansión urbana que sufre e la ciudad en esta época. De todo lo anteriormente dicho se desprende que la actual trama urbana de esta área y de gran parte del casco antiguo el resultado de las transformaciones urbanísticas de los siglos XIV y XV y por tanto se destierra la idea que afirmaba que la trama urbanística actual del casco antiguo de ciudad era el fiel reflejo de la medina musulmán.

 

Texto : Antonio Casado Tendero

 

 

Vista panorámica Plaza de San Juan